Home / Mundo Marcial / Cultural Fighters / Los rockstars del mundo marcial
duff 1

Los rockstars del mundo marcial

Foto: Internet

La esfera del rock nunca vivió momentos tan tensos sobre el escenario como aquella noche en Dallas, donde Kurt Cobain fue enviado al piso por un cruzado de derecha que le propinó Truner Scott Van Blacrum, un guardia de seguridad del Boliche Trees, después de que el vocalista de Nirvana se lanzara al público y agrediera con su guitarra en el rostro a Turner, quien en su intento de hacerlo volver a escena lo tomó por los cabellos.

 

Meses antes en la comunidad residencial de St Louis, Texas, Axel Rose protagonizó un incidente similar al liarse a golpes con un aficionado por introducir al recital de Guns, una cámara. En el video se observa como Rose, se lanza en tope suicida  cual gladiador desde el escenario sobre el público, aunque en ambos casos era muy evidente que su talento para hacer música superaba en mucho a su poca habilidad para defenderse.

 

 

La Ley del Puño y Elvis

Caso contrario a los rockstars  mencionados,  Elvis Presley  aprendió a fusionar el arte de la defensa personal y su labor como cantante, tras cumplir  en 1958  los 21 años de edad  y tener enlistarse como soldado raso a las filas de la Armada Norteamericana para liberar su servicio militar en el campamento de Fort  Wood, con la matrícula 53. 310. 761.

Doce meses después,  el soldado Elvis Aaron Presley fue enviado a Alemania, donde se desempeñó como conductor del vehículo del veterano de la Segunda Guerra Mundial, Ira Jhons,  de acuerdo a lo que ha relatado en su libro “Soldier Boy Elvis” publicado en 1993.

Foto: Internet

La estancia en la patria teutona como militar  le hizo  conocer a su primer instructor de artes marciales, Jurgen Seydal especialista en Shotokan, pero fue  con el maestro Hank Selmansky con quien logró un cinto negro del estilo Shito Ryu,  siendo este mismo sensei parte importante de la formación marcial de Dan Inosanto, uno de los herederos directos del Jeet Kune Do, arte creada por el legendario Bruce Lee.

Foto: Internet

Corría el  año 1960 cuando Presley observó la exhibición del creador del Kenpo Americano, Ed Parker,  cuyos movimientos fluidos capturaron la atención de Elvis y también de Frank Sinatra, convitiéndoes ambos  en practicantes de la “Ley del Puño” bajo su instrucción.

El gusto de Elvis hacia las artes marciales también se vio reflejado en su trabajo cinematográfico a través de  filmes como; “G-I-Blues”, “Wild the Country”, “Blue Hawai”, “Follow that dream”, “Kid Galahad”, “Roustabout” y “Double trouble” donde el del copete engominado hizo alarde de sus facultades para la lucha.

Presley  también participó  en la fundación de varias empresas  del ramo marcial,  incursionó en el Yoga y planeaba producir y financiar su propia película de artes marciales, la cual titularía “The new gladiators”, y  aunque el proyecto no logró concretarse, contemplaba como parte del reparto principal a Ed Parker, George Waite y por supuesto a  “Elvis the Pelvis”,  mote que ganó por la forma en que bailaba sobre el escenario.

 

 

La década de los setenta representó el boom del rock a nivel internacional. El “Roadhouse Bluse” de The Doors, “Immigrant Song” de Led Zeppeling, “Sympathy for the Devil” de Los Rolling junto con el surgimiento de bandas experimentales como The Velvet Underground escribieron con letras doradas su paso por la historia de dicho género muscial.

 

Taichi de terciopelo

Fue precisamente de los Velvet de donde saltó a la escena Lewis Allan Reed, mejor conocido como Lou Reed, compositor de temas como “Rock And Roll”, “Sweet Jane” y la controversial “Heroine”.

Foto: Internet

El cantante que en palabras de la madrina del punk, Patti Smith, siguió los paso de los poetas Walt Whitman y Lorca, buscó la perfección de sus días, no sólo mediante la construcción de obras como aquél track  titulado “The Perfect Day” que formó parte de la banda sonora de la película Trainspotting (1996),  Reed se convirtió desde la década de los 80 en un practicante serio de Taichi.

Incursionó en el estilo Eagle Claw y Wu/Ho con sifu Leun Shum, posteriormente al Chen con Ren Guanyi, quien lo adentró a tal grado que en 2007 Reed compone “Hudson River Wind Meditions” y en 2010, lanza “Power And Serenity- The Art of Master Ren GuangYi”  una especie de video tutorial de Taichi pero musicalizado por Lewis.

 

 

El asunto fue más allá cuando el artista originario de brooklyn decidió hacer una gira con su sifu, y mientras él interpretaba sus canciones, Ren realizaba Taichi Chuan Chen sobre la tarima, hecho que nos hace recordar el porqué triunfaron artistas como  David Bowie, Pink Floyd y Reed en el ámbito del rock alternativo.

A pesar de que su salud se vio beneficiada por décadas de practica de este estilo interno de artes marciales, finalmente Lou Reed fallece en 2013 tras un transplante de hígado que no aceptó  su cuerpo.

 

 

Otro personaje que incursionó de manera breve en las disciplinas de combate fue Barrokh Bulsara, a quien el mundo conociera más bajo el nombre  artístico de Freddy Mercury. El vocalista de la banda británica Queen fue un boxeador amateur que según testigos, tenía una buena hechura en el noble arte, aunque por considerarle un deporte violento para él, su madre le hace dejar las trompadas por el ping pong.

Foto: Internet

De esos años de gloria pugilística Mercury conservó el gusto por las zapatillas de bofer, unos Hercules Adidas blanco con negro que la mayor parte del tiempo combinaba con sus pantalones blancos sobre el escenario.  Al ser Gran Bretaña la cuna del boxeo no es nada inusual que otros famosos del rock como The Beatles fueran tan aficionados, para muestra aquella sesión de fotos que hicieron con Muhammad Alí en 1964 previo a su compromiso con Sony Liston.

Foto: Internet

Otro inglés apasionado de los trancazos fue David Bowie que también se calzó los guantes para entrenar por meses durante la grabación de su álbum “Let’s Dance”, incluso en la portada del disco homónimo se puede apreciar al “Rey Camaleón” con porte de boxeador caro, que a decir de algunos le agradaba tanto ese deporte que no rehuía a realizar sparring y recibir castigo.

Foto: Internet

Aunque Phil Anselmo ex vocalista de Pantera no es precisamente de la patria de Lord Byron,  también practica boxeo a nivel amateur, pero en la categoría de pesos completos, algo  muy ad hoc a su estilo de hacer  rock.

Foto: Internet

 

Los riffs del kenjutsu en el escenario

 

El hard rock de Van Halen también reperesentó al circulo de las artes marciales a través de David Le Roth, el primer vocalista oficial de la agrupación norteamericana, quien desde los 12 años de edad estudiaba Kenjutsu y que posteriormente completó con Kempo bajo la guía del maestro de Presley, el ya conocido Ed Parker.

Foto: Internet

“Jump”, canción que lanzaron como único sencillo y considerado por los críticos como un verdadero clásico de los Halen, muestra en el video oficial a Le Roth realizando  patadas de karate,y splits que contrastaban con el arreglo andrógino que adquirieron los rockers de aquellos años.

 

 

Un refrán popular dice que no se puede silbar y tragar pinole, pero para valientes como Dave esto no era una limitante, hasta aquél concierto de 2003 en Filadelfia, donde intentó un movimiento de artes marciales como los que acostumbra mientras cantaba, pero con poco éxito, el bastón utilizado para la maniobra lesionó su rostro dejándole para el recuerdo 22 puntos de sutura.

 

 

Phil Collen guitarrista de Def Leppard y Dave Mustaine vocal y guitarra líder de Megadeth son otros rockeros de la década de los 80 que se suman a las filas guerreras. El primero  ha cimentado su trabajo físico en el kick boxing y el fitness, mientras que el frontmande la Mega Muerte ha practicado desde los 12 años de edad Taekwondo logrando un cuarto Dan y un cinturón negro de Karate.

Foto: Internet

 

El punk rocker que dejó el alcohol por el Muay Tahi

Quien no conoce  lo que implica adoptar un estilo de vida dentro de cualquier disciplina marcial sólo se enamora  de la espectacularidad de los movimientos y del poder físico que se adquiere,  pero aquellos que van con la convicción de aprender con voluntad y humildad se dan cuenta que el primer enemigo a vencer no se encuentra en un oscuro callejón, sino dentro de su mismo ser.

Foto. Internet

Después de una vida dexcesos; cocaína,  dos litros de vodka al día que alguna vez fueron suplidos por diez botellas de vino en el mismo lapso de tiempo y una pancreatitis que lo puso al borde de la muerte, Duff McKagan, ex bajista de Guns N Roses  buscó la ayuda necesaria para evitar un desenlace como el de su amigo Kurt Cobain.

La fama de Guns  y un trastorno de pánico mal manejado llevaron a MacKagan hacia un alcoholismo extremo que le reventó el páncreas en 1994. En ese momento se separa de la banda y se interna en una clínica de rehabilitación, pues el diagnóstico había sido claro, no más alcohol si quería vivir.

La terapia física de Duff se vio enriquecida por el ciclismo de montaña y el muay tahi, mismo que le dio la fortaleza  necesaria para poder alcanzar su título  como Licenciado en Economía y Negocios en la Universidad de Seattle, invertir en empresas como Microsoft, Starbucks, consolidar una familia y abrirse espacios en medios de comunicación como;  ESPN, Playboy y Seattle Weekly donde se despeña como columnista.

 

 

En los momentos más álgidos de su adicción McKagan se vendaba las manos bajo los guantes negros de cuero para tocar en el escenario,  hoy las venda para colocarse los guantes de tahi bóxer y reinventarse cada día.

 

Erik Castillo Cadena

Erik Castillo Cadena

Periodista especializado en cultura, contracultura, política, ciencia y deportes de contacto que ha colaborado como articulista en publicaciones nacionales e internacionales. Practicante de artes marciales, músico, bohemio, un rocker incorregible que esquiva con el bending los embates de la vida, siempre sonriente para el siguiente round.
Erik Castillo Cadena

También revisa

mauro 3

El “Ambiente” de Mauro Amicabile en el IPN

  Será el próximo 17 de marzo cuando la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *